Nick Hannes. Mediterráneo. La continuidad del Hombre

Nick Hannes. Mediterráneo. La continuidad del Hombre

En el transcurso de los últimos cinco años, Nick Hannes (Bélgica, 1974) ha viajado a veinte países del litoral mediterráneo. Cuna de la civilización, lugar de origen de tres religiones de primer orden y punto de confluencia entre Europa, África y Asia, la región del Mediterráneo es muy heterogénea y posee una turbulenta historia. A lo largo de los siglos, la gente ha viajado, comerciado y librado batallas en su costa. Los romanos lo denominaron Mare Nostrum, Nuestro Mar, en la época de máximo apogeo de su Imperio, cuando abarcaba todo el litoral.

La región, con más de doscientos millones de turistas al año, es el destino de vacaciones más popular del mundo. Sin embargo, el turismo y la expansión urbanística han dejado profundas cicatrices en el paisaje mediterráneo. Al otro lado del horizonte, en la costa africana, también se congregan miles de personas, pero por otro motivo. Entre 2014 y 2015, más de un millón de emigrantes se han hecho a la mar en embarcaciones ruinosas con el fin de intentar llegar a Italia o Grecia. Para ellos, el mar representa un foso que les impide el acceso a la Fortaleza Europa y, para muchos, este foso se ha convertido en su tumba.

A finales de 2009, la crisis afectó gravemente a Grecia. Al cabo de un año, cuando el tunecino Mohamed Bouazizi se quemó a lo bonzo en una llamada de protesta, el episodio fue el detonante de la Primavera Árabe. Su muerte prendió la mecha de una oleada de cambios que se propagó como un fuego descontrolado por todo Egipto, Libia y Siria, donde la revuelta desembocó en una sangrienta guerra civil. Durante el verano de 2014 Gaza fue bombardeada sin tregua una vez más. Hoy por hoy, el Mediterráneo vuelve a ser un campo de batalla, un escenario cuya compleja historia hace que todo resulte demasiado familiar.

Durante el agitado periodo comprendido entre 2010 y 2014, Nick Hannes se encontró inesperadamente como testigo de este extraordinario giro de acontecimientos. Observador de mente abierta, deja margen al azar, trascendiendo lo anecdótico para conseguir imágenes de tal belleza que el espectador no puede permanecer impasible. Aunque domina de manera magistral la metáfora visual y sabe cómo conjugar con elegancia la tragedia y el humor, también conoce los límites. Hannes recorre el escenario de un acontecimiento internacional donde lo pequeño a veces se intercambia con lo grande, al tiempo que es plenamente consciente de su propia insignificancia.

 

Horario de la sala:

De martes a sábado de 11.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 20.00 horas
Domingos y festivos de 11.00 a 14.00 horas
Lunes cerrado

Fechas: Del 26 de enero hasta el 16 de abril de 2017

Lugar: Sala de Exposiciones Temporales. Museo CAJAGRANADA

Entrada libre